Abogado Penalista Espanol Italia

  • Tráfico de estupefacientes, narcoextradiciones, abogados

    Blanqueo De Activos Abogado De Defensa

    La venta, producción y tráfico de sustancias consideradas como drogas, es una de las tendencias delictivas más comunes actualmente y es que día a día el uso y consumo de estas sustancias, se hace más habitual. Este uso progresivo de las drogas no es exclusivo de sectores poblacionales o países en específico sino que envuelve a la sociedad en su conjunto aunque en mayor proporción quedan afectados las generaciones más jóvenes de la comunidad quienes son más propensos a su uso y venta; por tanto la propagación de estas conductas es un serio problema a escala global pues cada día crecen más las redes de narcotráfico y por tanto con mayor frecuencia aparecen los casos de personas detenidas y procesadas por este delito. Ante todo esta problemática actual los diferentes Estados en busca de vías, métodos y mecanismos que les faciliten el control y erradicación de estas actividades ilícitas suscriben Tratados y Convenios Internacionales en pos de la ayuda y la cooperación necesaria en diferentes campos, pero más concretamente, apoyo jurídico que les permita perseguir estos actos más allá de sus fronteras, mecanismo que se concreta a través de la Extradición. Esta clase de extradición es bastante común, pero una de las más complejas en torno a su aplicación debido a la confluencia de intereses y preceptos que hay que tener en cuenta para su uso efectivo, por ello le recomendamos que busque inmediatamente apoyo jurídico especializado si se encuentra en una situación de esta índole, pues solo un profesional puede garantizar su seguridad jurídica durante el desarrollo de este proceso. Por tanto no dude en contactarnos pues estamos a su entera disposición y contamos con las herramientas y experiencia necesarias para llevar a cabo un caso como estos.

    ¿Qué es un estupefaciente?

    Dentro de esta clasificación se encuentran todas aquellas sustancias ya sean naturales o de origen sintético que tienen por uso regular calmar o mitigar el dolor, de las cuales si se hace un uso indebido pudiese desencadenarse en una fuerte adicción a las mismas o también conocida como una toxicomanía. Esta clase de sustancias se hallan definidas y reguladas en la lista I y II de la Convención Única de 1961 sobre Estupefacientes y en esa Convención enmendada por el Protocolo de 1972, a razón de ser reconocidas y reguladas por todos los Estados y que su uso indebido tipifique como delito dentro de sus legislaciones penales vigentes. En esta clasificación se incluyen aparte de las sustancias del listado, todas aquellas que por su uso y características puedan adquirir esta consideración a nivel internacional; lo que posteriormente generará que se estipulen en este listado y se creen artículos y normas para este nuevo tipo de estupefaciente o se incluya como una nueva modalidad de un género ya conocido y previamente prohibido y por tanto formen parte de las listas anexas a este Convenio donde se suman las nuevas sustancias.